¿Quieres fundar una pyme? Ventajas, desventajas y un GRAN mito

El camino del emprendedor siempre es apasionante y lleno de adrenalina. Y aunque
muchos dicen que lo mejor es “ser tu propio jefe”, lo más seguro es que termines
siendo el jefe más exigente que habrás tenido en toda tu carrera, siempre
empujándote a cumplir todas tus metas y sin horarios. Como sea, es importante que
conozcas las principales ventajas y desventajas de crear tu propia empresa.

Nunca hay un camino fácil que te lleve al éxito profesional, ya sea que trabajes para una
empresa o que tengas tu propia pyme. Sea cual sea la opción que tomes, el esfuerzo y la
disciplina serán fundamentales para alcanzar tus metas. Muchos profesionales que hoy
trabajan como empleados se plantean abrir su propio negocio, ya sea porque tienen ese
“bichito” del emprendimiento, o porque sencillamente quieren manejar sus propios horarios,
tomar decisiones y no rendirle cuentas a nadie. Y en cierta medida es cierto, pero hay
mucha más historia que contar.
¿Estás pensando en construir tu propia empresa? Antes de decidirlo, es prudente hacer un
repaso por lo bueno y lo malo antes de lanzarse a la piscina.

VENTAJAS

Hay más flexibilidad
Es cierto. Por naturaleza, las pymes no disponen de una gran estructura que les impida
adaptarse a los cambios del mercado. Al contrario, al ser de menor envergadura, hay
muchas más opciones de hacer modificaciones en función de las necesidades de la
empresa, ya sea en materia económica, fuerza de trabajo o incluso en algo tan sencillo
como los horarios.

Las decisiones se toman rápidamente
Comúnmente, las pequeñas y medianas empresas son propiedad de una sola persona o de
un grupo reducido. Por esta simple razón, no existe demasiada burocracia a la hora de
tomar decisiones importantes. No hay que pasar por diferentes jefaturas o un gran directorio
para ejecutar una estrategia o para reducir algún gasto.

Es más fácil comunicarse
Las pymes nunca disponen de una gran fuerza de trabajo, por lo cual existen pocos niveles
de jerarquía dentro de la cadena de mando. Y es que se puede dar una relación más
horizontal entre las personas, quienes terminan conociéndose entre todos y desarrollando
una mayor confianza, ya sea entre trabajadores o con los mismos dueños. Por lo mismo, no
es necesario agendar tantas reuniones o enviar correos electrónicos para comunicarse con
alguien. Lo más probable es que casi siempre estén juntos o al alcance de un WhatsApp.

Se pueden detectar más oportunidades
Comúnmente, las pymes comienzan pensando en ofrecer un producto o servicio a un nicho
específico, cubriendo necesidades que las grandes compañías podrían pasar por alto o,
derechamente, no están interesadas en satisfacer. Esto abre grandes perspectivas para que
pequeñas y medianas empresas entren al mercado con soluciones novedosas e
innovadoras que cautiven a un sector de la población poco atendida.

DESVENTAJAS
Dificultades de financiamiento
No es novedad que para construir una pyme se necesita un capital inicial para comenzar a
funcionar. Si bien algunos pueden iniciar con fondos propios, en general el panorama está
lleno de emprendedores que requieren buscar financiamiento externo, lo cual siempre es
una tarea cuesta arriba. Y es que no todos disponen de espaldas financieras para acceder a
créditos u otros mecanismos para aumentar capital. Por eso, gran parte del trabajo,
principalmente al comienzo, se basará en la búsqueda de recursos para dar los primeros
pasos.

No es fácil negociar
Las grandes empresas tienen, por lo general, la sartén por el mango cuando se trata de
negociar. Ese poder de negociación, les permite obtener más ventajas, imponer condiciones
y manejar plazos a su antojo. Lamentablemente, las pymes se encuentran del otro lado,
debiendo asumir una posición secundaria y sometiéndose a las reglas de proveedores,
instituciones financieras, entre otras.

Las crisis golpean más
Ya lo hemos visto en Chile después del estallido social en octubre del 2019 y la pandemia
hasta el día de hoy. Lejos las más afectadas han sido las pymes, desde los destrozos
ocurridos tras manifestaciones sociales hasta las limitaciones sanitarias en los momentos
más álgidos de los contagios. La capacidad financiera de las pequeñas y medianas
empresas se puso en jaque, debiendo recurrir a la ayuda del estado para sobrevivir.

Personal con menos preparación
Los trabajadores más preparados para una determinada tarea son más costosos. Por eso
no siempre es posible acceder a una fuerza laboral ideal cuando se comienza a construir
una empresa. Incluso, el sólo hecho de contratar a alguien, más allá de sus cualidades,
resulta imposible debido al bajo presupuesto con el que se cuenta. Por esta razón, es

común que los mismos dueños deban hacerse cargo incluso de las tareas más operativas,
al menos al comienzo.

El gran mito
Muchos creen, equivocadamente, que el acceso a la tecnología es costosa. O que la
transformación tecnológica es un sendero que sólo pueden transitar las grandes empresas.
Este es un mito que es necesario comenzar a desmentir de forma tajante, ya que hoy más
que nunca, la tecnología puede estar al alcance de cualquier pyme; sobre todo cuando es
utilizada para optimizar procesos y disminuir costos.
Este es el caso de UP ERP, plataforma que está pensada para ayudar a manejar todas las
áreas del negocio, incluso integrándose con el SII, lo que facilita enormemente la gestión de
la empresa.
¿Por qué esto es un mito? Porque dispones de planes que se ajustan a tus necesidades,
permitiendo ahorrar el costo de una solución cara y compleja que sobrepasa tus
requerimientos . Descubre lo fácil que es comenzar con UP ERP, pruébalo gratis y saca
partido a sus ventajas desde el primer día.
¿Quieres solicitar tu prueba gratuita? Haz clic aquí y conversemos.

Clasificación de PYMES

El Ministerio de Economía dictamina que existen dos tipos de clasificación de empresas: por ventas y por número de empleados.

En primer lugar, las empresas pequeñas son las que anualmente alcanzan ventas entre las 2.400 y 25.000 UF. En relación a las medianas, hablamos de 25.001 a 100.000 UF por año. De ahí en adelante se ubican las compañías consideradas grandes.

En cuanto al número de trabajadores podemos decir los siguiente:

1 a 9 trabajadores: microempresa.

10 a 49 trabajadores: empresa pequeña.

50 a 199 trabajadores: empresa mediana.

La innovación es la clave de las pymes

Contra todo pronóstico, durante la crisis sanitaria, el número de pymes aumentó un 70,3%. Este impactante número, tomando en cuenta un escenario sumamente complejo, da muestras del espíritu emprendedor que existe en Chile.

Jorge Hermann, economista y exjefe de Estudios del Ministerio de Economía y Trabajo,dijo a La Tercera que “la productividad para las pymes es clave para la expansión y conquista de mercados donde la capacitación laboral e innovación juegan un rol central en el desarrollo emprendedor. Es relevante que el fomento productivo estatal ayude a incorporar innovación tecnológica en el proceso y desarrollo de productos, así como innovación no tecnológica que permita mejorar la gestión del negocio. En esto la transformación digital (comercio electrónico, cloud computing, Big Data, etc) juega un papel crucial en las mejoras de productividad de la pymes”.

La pregunta es…¿de qué manera estás desarrollando la innovación tecnológica? Con UP ERP estamos ayudando a que las pequeñas y medianas empresas de Chile se sumen a la transformación digital a través de una plataforma que integra todas las áreas de gestión del negocio, desde las ventas e inventarios hasta una integración completa con el SII.

Descubre todas las características de UP ERP aquí y pruébala totalmente gratis. ¡Haz UP!

Pide un Demo Gratís!

Solo envianos un email y te contactaremos a la brevedad.

10 + 2 =

Whatsappear!
💬 Necesitas ayuda?
Hola 👋
Contacta a un experto y dale UP !